Virus del herpes simple: contagio y tratamiento

Publicado en por Beatriz Lores

El herpes es una enfermedad infecciosa causada por el virus herpes simple (VHS). Existen dos tipos de VHS, el herpes oral y el herpes genital. El herpes bucal es el responsable de llagas alrededor de los labios y/ o en la cara. El herpes genital se localiza en los genitales, la zona anal y/o las nalgas. Este tipo de herpes al adquirirse a través de las relaciones sexuales, es considerado una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Herpes, mal de la piel

Los tratamientos farmacológicos son muy efectivos para combatir el virus y, al mismo tiempo ayudan a aliviar los síntomas y reducir las recidivas. El uso del preservativo reduce pero no elimina el riesgo de contagio.

Los herpesvirus se encuentran en las úlceras y pequeñas lesiones que provocan en la piel pero, también pueden liberarse de piel aparentemente sana. Generalmente, una persona se infecta con el herpes 2 manteniendo relaciones sexuales con una pareja infectada y asintomática.

Lo más frecuente son las infecciones cruzadas de herpes 1 y herpes 2, durante el contacto sexual directo oral-genital. En la mayoría de los casos, la primera infección de herpes en la boca ocurre en la niñez. Se sabe que más del 80 por ciento de los adultos son portadores del VHS 1 y, no lo han adquirido por vía sexual. Existe un periodo de tiempo de latencia de aproximadamente 15 años, hasta que el virus se manifiesta.

Los herpes no saben de calenturas

En la actualidad, no existe un tratamiento capaz de curar el herpes de una manera definitiva. Disponemos de fármacos que reducen la frecuencia de aparición de los brotes y, la duración de éstos así como, las lesiones que producen.

El aciclovir tópico es muy utilizado en el herpes labial. La administración por vía oral es aún más efectiva en el caso de valalciclovir.

Es importante evitar el contagio a otros, así en cuanto aparezcan los primeros síntomas, se deben seguir una serie de pautas profilácticas. No olvidar mantener la zona infectada limpia y sin tocarla con las manos, extremando las medidas higiénicas mientras duren las lesiones. Si el herpesvirus es labial, no besar a otras personas hasta que las erupciones estén completamente curadas. En el caso de herpes genital, evitar tener relaciones sexuales hasta que la infección desaparezca totalmente.

Las infecciones por herpes simple son comunes en la consulta médica y, no son graves a excepción de tratarse de personas inmunodeprimidas. Es importante la profilaxis para evitar el contagio y el uso del preservativo para minimizar el contagio en caso de que se produzca, porque los herpes no saben de calenturas.

ttam-no-teef1

Etiquetado en Salud

Comentar este post